junio 08, 2010

Jugassic Park

La primera computadora que vi en mi vida estaba en la oficina de mi madre. No recuerdo modelo o prestaciones, yo tenía unos 8 años y no me interesaba en absoluto lo que se pudiera hacer con ella, salvo una cosa: jugar. Después conocería la Comodore y el Logo writer, con el que me troturarían durante los años de primaria, pero eso ya es otra historia.
Si recuerdo esa computadora (seguramente un mamotreto) es porque gracias a ella, y al empleado poco dado a trabajar que la tenía en su escritorio, conocí y jugué a uno de los mejores videojuegos de la historia (de mi vida): el Prince of Persia, hoy llevado al cine como tantos otros hitos de nuestra niñez.
Para el púber imberbe que ha llegado a esta páginas sin saber muy bien cómo, déjeme aclararle que estoy hablando del Prince of Persia original. Uno que no sabía de altas definiciones, terceras dimensiones o sonido sourround.  Un prince of persia que ni siquiera tenía músculos.
Al enterarnos del estreno de esta película, en mi casa brotó la nostalgia y después de recordar trucos, combinaciones de teclas y los raros pasitos que daba el príncipe para no morir a manos de los esqueletos espadachines, decidimos buscar y bajar la versión "antigua" del juego y volver a los 8 años por un rato.
Y usted, querido ciberviviente nacido en la era de los dinosaurios electrónicos, ¿qué videojuego repondría en su vida actual?
Porque es una ley de la naturaleza: podemos tener Wii, Playstation y se nos caerá la baba si nos hablan de algo como el Proyecto Natal. Pero nuestro corazoncito seguirá latiendo a 8bits. 
 

3 comentarios:

Desencantada dijo...

OOHH, qué juegazo! Bueno calculo que tendría más o menos esa edad, cuando tuve el Family en casa y me volvía loca con ese juego. Creo que más me obsesionaba el Super Mario (el primerísimo primero de todos) simplemente porque no tenía la musiquita ATERRADORA que tenía el Prince of Persia, además que me costaba mucho manejar al tipito, se resbalaba mucho, siempre lo mataba. NI HABLAR... habrá mucha tecnología ahora pero siempre querré volver a jugar al Family, y siempre serán los mejores juegos del mundo.

MateConDuraznos dijo...

El Family Game fue la primera consola que hubo en mi casa. Y obviamente el juego número uno era el súper Mario. El PP lo jugaba en computadora, nunca lo tuve en Family (y sí, se resbalaba permanentemente).

Otros juegos estrella: el tetris, el pac-man. Aunque esos, junto con el pacland y el wonderboy siempre fueron juegos para ir a jugar a las casas de "maquinitas".
Cuánta nostalgia!

La Grieta Diáfana dijo...

(si sigo a este ritmo, me pongo al día con tu blog en un rato...)

me hiciste acordar a "la" novedad de mi época. Una preciosa versión de tiro al blanco, con una pistola posta, con la que podías elegir cazar patos o cowboys en una taberna.