noviembre 26, 2009

Éramos pocos... y apareció Elysiants

En este blog, regido por el lema "la humanidad no tiene límites", en especial en lo que respecta a su estupidez supina, ya hemos hablado de Facebook y sus viscisitudes.

Frente a estos inventos, que llevarán nuestra sabiduría a niveles nunca antes vistos (por lo bajo que caerán), siempre hay un genio del marketing al que se le ocurre dar una vuelta de rosca más, con la intención lisa y llana de llenarse los bolsillos de plata.

Ese genio dijo: si todos estos paparulos ignotos se anotan en Facebut sin reparos, por qué no inventar una red social para paparulos llenos de dinero que necesiten sentirse integrantes de alguna cosa "exclusivísima."

Así nace Elysiants. La red social para ricachones, que no tienen mejor cosa que hacer con sus dólares que gastarlos en pavadas.
(El susodicho genio del marketing sabe que este tipo de humanoides abundan en nuestro planeta.)

Elysants se presentó en ciudades "top" del mundo,y por alguna equivocación logística llegaron a Buenos Aires.
Hicieron una fiesta, a la que invitaron a personajes como Luciana Salazar, demostrando que el concepto de topetitud que tienen es bastante berreta.

Si usted, amigo lector, quisiera pertenecer a esta red social, deberá abonar la miserable suma de 5000 dólares, luego de lo cual podrá "compartir experiencias, conocer restaurantes, hoteles y disfrutar de entretenimientos y fiestas exclusivas." (ooohhhh)
¡No me diga que no es una ganga!

Y se estará preguntando por qué este invento tan increíble tiene ese nombre tan raro. (Si no se lo preguta no interesa)
Bueno,agárrese del sillón, aquí esta la respuesta: "A las hormigas ("ants" en inglés) se las conoce por sus colonias altamente organizadas; a los elysiants, por su fortuna". (ooooh bis)


Ahora sí,podemos dormir en paz. Si el planeta no se va al tacho en breve sólo será porque somos una especie con mucha mucha suerte.

Saludos!
 

 




3 comentarios:

r.- el corre ambulancias dijo...

kill them all

y me mandan la billetera de los muchachos que yo me encargo de gastarlas en alcohol, viajes y libros

MateConDuraznos dijo...

Eso! Yo me sumo a la causa.

Malhumoretti y Neptuno dijo...

genial, no me gusta mezclarme con ricachones