marzo 10, 2010

Lista (incompleta) de usuarios de FB que deberían ser empalados en plaza pública

Por mucho que uno intente combatirlo, Facebook se ha convertido en una especie de epidemia global que afecta a gente de todas las edades. No importa en qué ámbito, si académico, escolar, laboral, o con los pibes de la esquina, alguno tendrá su usuario.
He visto abuelos diciendo "pirula me hizo amistad", sacando a relucir un nuevo tipo de cocoliche: mezcla de español con ciberlengua.
Y como en el MSN, el ICQ (¿alguien recuerda el icq?) o el mail, hay algunos tipos de usuarios de FB que se destacan sobre el resto. Y no precisamente por sus aportaciones brillantes al género humano. 
Por ejemplo:

El regalador 
Uno abre su cuenta y descubre que tiene 400 solicitudes de algo. No es que una horda de desconocidos estén "queriendo hacer amistad", como dice el abuelo, sino que hay un retardado social que "regaló" todo tipo de objetos inexistentes con los cuales uno no sabe qué catzos hacer.
A saber: un mate, una cerveza, una carita sonriente, una frase de algún filósofo contemporáneo (como Jacobo Winograd) o cualquier otro millar de pavadas. 
Querido homúnculo, ¿para qué cuernos puedo querer recibir el dibujito de una cerveza? ¿Tengo acaso ocho años y mi vida gira alrededor de una colección de stikers?
El día que algún cráneo haga que ese dibujito perdorro llegue a mi cpu y me lo pueda ingerir via USB volvemos a hablar. Mientras tanto, por las faldas de Fortuna, abstenete de molestarme con tu supuesta generosidad. 
Así, hace regalos cualquiera.

El grupero
(O Budah los cría y Fb los amontona)
Este usuario no tiene sexo con estrellas de rock a las que sigue por todos lados como una garrapata. Eso sería bastante más loable.
El humanoide en cuestión se hace fan de cuanto grupo ande dando vueltas en la bendita red social. Grupo que se puede dedicar a combatir la extición del canguro patagónico, o a hablar sobre la vida y obra de Susana Giménez. 
Realmente poco me importaría lo que hicieran en sus reuniones virtuales, si no fuera porque me invitan constantemente a unirme a ellas.
Oh, cibertarado con necesidades gregarias insatisfechas, no me inetersa unirme al grupo "No soy feliz pero tengo marido", ni al de "Cómo soldar una reja en cinco minutos" ni mucho menos al de "La orca de seaworld es un presa política".
La próxima vez que me envíes una invitación del estilo, formaré un grupo denominado "Pateadores profesionales de peronés pertenecientes a ciberbobitos". Pero no será virtual, te lo aseguro.

El tester
No, no me refiero a los tarritos de perfume con los que uno se baña en las perfumerías, por carecer de vergüenza y de dinero para comprarse la susodicha fragancia.
Me refiero al humanoide que realiza los ciento cuarenta y siete millones de test que FB ofrece en su inmensa magnanimidad. 
Gente que no tiene otra cosa que hacer de su vida que andar respondiendo preguntas para saber cosas de su personalidad tales como: "A qué personaje de Avatar te pareces", "Qué animal del zoológico de Zimbaue eres", "Qué frase del último libro de Ari Paluch es para tí" entre otros.
Tengo la intuición que este personaje es el mismo que responde a todas las encuentas que aparecen en los diarios online, aunque ni sepa sobre el tema que está opinando.
Definitivamente es un ser que necesita imperiosamente ser escuchado. 
Y definitivamente a nadie le interesa hacerlo. 
No nos podemos imaginar por qué.


La lista sigue, pero la que suscribe debe retirarse... tiene que actualizar el estado de su muro.
Adios amiguit@s!
       

3 comentarios:

Malhumoretti y Neptuno dijo...

"La orca de seaworld es un presa política"


es la mejor frase que escuché en mi vida, me estoy riendo en voz alta como una hiena

perez dijo...

Toda orca es política.

Sebastian dijo...

Yo tengo contactos del FB que dicen que ya llegaron al límite de grupos en los que podés estar xD y los de los regalos por suerte no me pasa, debe ser una ventaja de tener 53 personas nomás jaja